domingo, 23 de mayo de 2010

Creemos en vosotros...


Rebuscando entre viejas fotografías de nuestras tardes en Riazor, que son muchas, encontré una de una pancarta que decía: "Cremos en vos".

Y eso es lo que sucedió la tarde del sábado. Llegábamos tarde a un partido que desde un principio nos ofrecía emoción, se jugaban mucho. Subimos las escaleras, había mucha gente en las gradas. Buscábamos dos lugares vacíos. Ya sentados encendimos la radio para saber el marcador y escuchar cada detalle del partido: 0-0.
Disfrutamos con cada jugada, con cada regate, con cada oportunidad de gol. Sin duda el dominio del partido era "blanquiazul". Después de 90 minutos sin goles, vino la prórroga. Y al final todo se decidió a penaltys.
Se aceleraban las pulsaciones, nos invadía el nerviosismo, y quizá un poco el miedo de jugarse todo a unos cuantos tiros a puerta. Pero entre tanta mezcla de sentimientos nunca hubo lugar a la duda: creíamos en ellos.
Y no fallaron. Arrasaron en cada parada del guardameta y en cada gol.
¡Se habían ganado el ascenso!
La alegría y felicidad era compartida por todos los que allí estábamos: un mismo sentimiento, unos mismos colores, una misma pasión...

¡Enhorabuena Fabril!

2 comentarios:

Panchinceto dijo...

En ocasiones es más fácil creer en los demás antes que en uno mismo... aunque no me guste el fútbol... me alegro por ese ascenso =D

Miguel dijo...

Una de las grandes comuniones que llega a tener un ser humano es la que genera con su equipo deportivo... lo digo porque yo mismo la vivo con el football americano, que es mi deporte predilecto. La "conexión" que tengo con mi equipo es casi tan fuerte como la que uno tiene con la familia o los amigos.

¡Muchas felicidades por ese momento tan alegre que debe haber sido lograr un ascenso!

Saludos!