viernes, 7 de enero de 2011

Y las Navidades han llegado a su fin...


Los camellos se habían bebido todo el agua. Demasiados kilómetros y hogares que visitar en una noche. Sus Majestades, habían colocado allí los regalos cerca del árbol.
Como siempre a la mañana nos levantamos para ver que había para nosotros. Y como dije anteriormente, los mejores regalos no se pueden envolver ni dejar debajo del árbol. No se pueden envolver sus sonrisas, ni su ilusión, ni los momentos vividos, ni a ellos. ¡Aunque hubiera sido gracioso encontrarme a alguno con un lacito en la cabeza y envuelto en papel de regalo!
Eso sí, me encantaron todos y cada uno de los detalles que allí encontré.
Además, también se han tomado la licencia de escribirme una carta. ¡Y de regalarme una cuenta pro de flickr! Ahora ya vuelvo a tener en mi poder mis mas de 200 fotos.
Y las Navidades han llegado a su fin. Mañana recogeremos ese árbol, lo guardaremos, y allí esperará hasta el próximo diciembre.

¡Espero que hayais tenido unas buenas fiestas en la mejor de las compañías!

3 comentarios:

pequenotrasgo dijo...

Y vuelta a la normalidad.

Zai dijo...

Me supieron a poco, pero ya volverán :P

Panchinceto dijo...

¡Hada! No te preocupes que fiestas como esas tendrás un puñado. Ahora que no envuelvan esa ilusión y que sea leve la vuelta a Turquía =)

Un abrazo!