jueves, 19 de mayo de 2011

Cuento de piratas (Cap. 7 - Miedo)

Oliver pudo contemplar como se dibujaba una sonrisa en mi cara, ese brillo en los ojos, esa ansia de aventuras.
Lo extraño es que no pudiera darse cuenta del temor que se escondía detrás de todo eso.
Estábamos ante una gran misión, pero no era una misión como otra cualquiera. Esta vez sería con el barco amarrado a tierra, una tierra un tanto desconocida. A penas llevábamos unos días en la ciudad, ni siquiera nos habíamos familiarizado con sus calles, y mucho menos con su gente.

Resultaba extraño sentirse así, tantos años surcando mares, enfrentándose en las más duras batallas, para llegado el momento sentir este miedo. Miedo. Supongo que miedo a lo desconocido, a lo que aún estaría por venir. Nunca nos enfrentáramos a algo parecido.
Desde luego, tampoco seríamos una tripulación normal. Tal y como Garret nos había planteado su trato, no cabía esperar colaboración. Al fin y al cabo, el que diera con Drake se llevaría el tesoro.
Sería una búsqueda a contrarreloj, un todos contra todos.
Nuestra tripulación seríamos nosotros mismos. 
Y eso me asustaba. No dejaban de resonar en mi cabeza aquellas malditas palabras:



"Todo pirata roba, todo pirata miente y soborna"




4 comentarios:

Fabio Dacosta dijo...

Como ya hablamos en su momento, capitana, hay aventuras que sólo podemos vivirlas en tierra.

Roba, miente y soborna, sé pirata capaz de afrontar la aventura.

Besos.

pequenotrasgo dijo...

Me gusta lo que leo :) Pero yo de piratas sólo sé que saben querer :O

Hada del lago dijo...

@pequenotrasgo Por supuesto que saben querer, todo pirata, a pesar de todo, tiene su corazoncito =P

Little Grasshopper dijo...

Me gustan tus historias de piratas :D
Beso!