viernes, 29 de agosto de 2008

"El echar de menos"

Los entendidos de la lengua definen el echar de menos como advertir o notar la falta de alguien. Tal vez podamos decir en unas líneas generales que si es eso.
Pero para mí el echar de menos se ha convertido en un sentimiento que camina conmigo de la mano; a cada paso que doy. No importa el lugar, el viene conmigo.
No sé si me acompaña desde siempre. Tal vez estaba ahí y no lo había percibido de una manera tan intensa como lo hago ahora. O tal vez, llegase de improviso y sin avisar.
No lo sé.
Pero él encontró un lugar a mi lado.
Y “El echar de menos” se convirtió en añorar sus sonrisas, y escuchar sus carcajadas; en volver a tenerles en frente, a tan sólo un palmo de mi, aunque solo sea para poder contemplar sus miradas.
“El echar de menos” se convirtió en el deseo de sentir sus brazos de seda envolviéndome una vez más, de saborear sus cálidos besos.
“El echar de menos” se convirtió en recordar que a veces sin decirles nada les decía todo; que cuando nosotros callábamos eran nuestros silencios los que gritaban.
El echar de menos” se transformó en las ganas de volver a recordarles que este mundo no es tan gris, ellos lo pintan con sus reflejos de color.
El echar de menos” se transformó en mi anhelo por oír su voz aterciopelada.
Se transformó en las ganas de buscarles por todas partes, de querer encontrarles.
“El echar de menos” se transformó en recuerdos, en fotografías, en palabras, en música…
“El echar de menos” se metamorfoseó en cada uno de ellos.
___________________________________________________________________

Cierto es que estoy aprendiendo a vivir con él. Cuando estoy en Coruña extraño a mi familia, a mis amigos. Cuando regreso a casa para dejar de echar de menos, continuo extrañando a mi gente de Coruña, a “ti”. Como bien dijo alguien alguna vez “Dejo de echar de menos, para seguir echando de menos”.
Nadie dijo que fuera sencillo, pero también creo que si este sentimiento existe es porque viven en mi muchos otros sentimientos, lazos, que me unen a ellos. Lazos que no entienden de lejanías ni de distancias, ni de espacio, ni de tiempo.

Os echaré de menos. Te echo de menos.

5 comentarios:

Tinkampinho dijo...

Me encanta lo que acabas de escribir sobre ese sentimieto, sabes aprobexar esos momentos.Y como tu dices, si echas de menos a alguien es que de verdad lo aprecias, gracias a eso se puede ver el lado positivo de ello.
Gran obra!
Salu2 bss

Princesa_DeAquelViejoReinoPerdido dijo...

Que bonito texto... se nota una evolución clara, estás creciendo y eso te hace aún mas grande.
Echar de menos a alguien con quien compartiste tanto, a quien quisiste tanto... es algo que duele. Pero sin embargo, es mucho mas doloroso echarlo de más.
me ha encantado.
Un beso

Gabrry dijo...

Echar de menos es quererte y no poder tenerte entre mis brazos. :(

Pero ese echar de menos se romperá en solo 1 semana(aunque ello signifique que se cree otro echar de menos... :( )

Que siga la magia de tus textos!

;******

(te repito que leo las actualizaciones cada vez que las subes, otra cosa es que firmes :P)

aitor_i_f dijo...

k raro

no pones: dian nosecuantooooooooossssss

Jotu dijo...

Muy bonito texto, te felicito y aquí tienes un nuevo seguidor ;)