miércoles, 8 de abril de 2009

No vendo mi vida, la comparto.

Muchos dirán que en el estanque he dejado que mis palabras hablaran de sentimientos, de experiencias vividas. Muchos dirán que vendo mi vida. Pero no saben que se equivocan. No vendo mi vida. No la vendo, la comparto y no me arrepiento de ello. Porque mis capacidades de escritura están limitadas, y sólo se escribir cuando las musas me acompañan y las palabras nacen en mi interior.
Empecé escribiendo por necesidad, porque necesitaba arrancarme todo lo que se enredaba en mis entrañas y no me dejaba respirar. Escribía porque así establecía un orden en mis ideas y comprendía mejor mis problemas. Escribía porque me encantaba. Escribo porque me encanta.
Y lo seguiré haciendo. Seguiré compartiendo sentimientos. Sí, compartiéndolos. Porque en este compartir con otros he ganado mucho.

He conocido a una princesa muy especial, que me ha dejado visitar y perderme por el paraíso de su reino perdido. Desde allí viajé al Sótano nº 4, donde las fotografías muestran los pequeños detalles de la realidad que nos rodea. Conocí las locuras de Davidrago. Navegué hasta la “Isla de las Palabras”, donde habita una muy buena amiga. Me dediqué a escuchar los bellos versos de “El canto del Banshee”. Descubrí que el miedo hiere más que las espadas. Un “Cerebro en renta” llegó por casualidad hasta mi estanque, y siguiéndole encontré brillantes textos. Al igual que sucedió cuando un día aterricé en “Escrito na Brétema”.
Descubrí un montón de cosas frikis y disfruté del buen humor en “No hay seriedad”.
Y sin duda, en mi viaje me he encontrado con seres mágicos como el “trasgo”, que a su paso nos enamora con el sonido de su “axóuxere”.

¡Gracias por dejarme disfrutar de vuestro talento!

6 comentarios:

Miguel dijo...

Hada!!

Wow, que si esta lindo este texto... me encanto la forma tan sincera en que escribiste, y en lo personal me siento muy halagado de haber sido mencionado en dicho texto. Para mi ha sido una grata experiencia encontrar este estanque, donde paso de visita y siempre encuentro algo interesante...

Te mando un fuerte abrazo, y aqui seguimos, leyendonos y comentando...

Saludos!

Gabry dijo...

Y no te olvides de dar las gracias a los visitantes anónimos como yo (aunque no muy anónimo) a los que este blog le hace disfrutar tanto. :D

Gracias por deleitarnos con estos textos, me encantan :D



Si al final yo también tendré que hacerme un blog... xD

Hada del lago dijo...

Pues ya sabes Gabry, si quieres hacer un blog lo tienes muy fácil! Y claro que agradezco a todos los visitantes que dejan su huella por aquí! Ellos hacen más bonito el estanque! :P

Karela dijo...

que ha ilusión me ha hecho que hicieses referencia a mi blog XD
ais, esti, no cambies nunca
Y si, haces muy bien en compartir tus sentimientos, además son unas entradas muy agradables y que siempre apetece leer
un besito guapa

L. Celeiro dijo...

Gracias a tí, pequeña princesa que construlles sueños entre la ondas del lago.

La Poeta del Lago dijo...

Eso es! Y a no dejar de escribir nunca! Pues el alma se enriquece con cada bella palabra.

Te lo dice una que también deja sus versos en un lago... :)

Un saludo.

Rosario.