jueves, 24 de diciembre de 2009

Me gustaría compartir con vosotros una pequeña obra de arte. Quizá para muchos no tenga la menor importancia, pero me maravilla lo que os quiero mostrar a continuación.

A simple vista puede parecer un Belén típico de la época. Lo que a mí me asombra es que todo esto ha sido realizado por las manos de una mujer que ya tiene sus 80 años. Y lo que más me llama la atención aún es escucharla hablar sobre él. La ilusión que vive en sus palabras cuando te cuenta con todo detalle como ha hecho para colocar cada cosa en su sitio, como se le ocurrió la colocación de las mismas, la historia que tiene cada una de las figuras (hay algunas que rondan los 100 años).
Este Belén tiene su musgo natural recogido por ella misma, tiene hasta un río al que le ha puesto un pequeño motor para que fluya el agua, tiene luces. Ahí conviven pastorcillos y Reyes Magos, y hasta hay lugar para el castillo de Herodes.

Espero que os guste. Podeis ver más fotos aquí.

7 comentarios:

Gabry dijo...

Es maravilloso que una persona a esa edad tenga tanta ilusión por una cosa que pueda parecer tan insignificante, pero que para esa persona, montarse su propio mundo en miniatura puede ser lo más esperado del año y por unos días sentirse como una niña y sobre todo con la misma ilusión con la que lo lleva haciendo los últimos 70 años. :D

Hada del lago dijo...

@Gabry: Muchas personas mayores que tengo el gusto de conocer (entre ellas mi abuela), me recuerdan a menudo que uno no es viejo o joven por la edad que tiene si no por como se siente uno por dentro.... =)

Panchinceto dijo...

A cierta edad da más vida la ilusión que la propia vida... es algo que tenemos que experimentar para poder comprenderlo mejor, pero podemos ir haciéndonos a la idea viendo resultados como ese precioso belén.

Felices fiestas! Bicos!

isia dijo...

Claro q nos gusta, xq es muy bonito ver el resultado del esfuerzo de alguien, siempre fijándose en que es obra d euna persona q lo ha hecho con todo su amor. Es vergonzosa la poca importancia que le solemso dar a cosas como esta q relamente tienen una historia detras, como detrás de casi cualquiera de lo que hacemos las personas.

Gracias por permitirnos conocer esta historia y este espléndido belén.

bks

Anónimo dijo...

La verdad es que es una maravilla, la ilusion que muestran las personas mayores q,aunque muchas veces se les considera gente q no pueden hacer hacer grandes cosas, nos dan una leccion haciendo grandes obras d arte como esta, q esperemos siga haciendo durante muchos años mas

Espero q ya estes mas recuperada Bks
Martin

César dijo...

Pues si que tiene trabajo, esmero y mucha dedicación. Lo de la edad es un tópico. Cuando uno siente pasión por algo, la edad no importa. Es ahí donde demuestras todas tus habilidades y capacidades.

Pero no deja de sorprender. En la actualidad estoy dando clases de aquagym a gente mayor. Digamos que la media ronda 60 años, aunque tengo señoras de 80. Se dice pronto pero 80 años son muchos años y en principio mucha gente no aceptaría a este tipo de gente en una piscina si no saben nadar. Sin embargo, poco a poco van mejorando sus habilidades en el medio acuático y esas que no saben nadar y que el primer día las tenía pegadas al bordillo, hoy ya trabajan casi tan bien como las demás. Con total libertad.

Conclusión: Si quieres, puedes.

Por cierto, Felices Fiestas!

La musa perdida dijo...

Que hermoso y entrañable a un mismo tiempo :D realmente, tienes razon, la edad de uno se mide por el interior, y no por el cuerpo! :D

Jo, ya tengo ganas de verte.. y hasta el año nada... jajajaja


besazos a mi hada favorita!!!