lunes, 6 de septiembre de 2010

¡Cierra los ojos y salta!

Gira la cabeza, echas un vistazo a tu mochila, algo se mueve dentro. La abres y te encuentras algo muy extraño. ¿Que es eso? Te resulta conocido pero no recuerdas su nombre… quizás lo hayas visto alguna vez. Hasta puede que la hayas utilizado alguna vez. Te fijas que tiene una pequeña etiqueta colgando. Intentas agarrarla con tus suaves manos y, a pesar de los movimientos que hace por evitarlo, consigues leerlo.
“CONFIANZA”
Poco a poco te viene a la cabeza su significado, la primera vez que lo conociste y sobre todo su utilidad. No recuerdas para que servía exactamente pero tienes un buen recuerdo de ella.
Poco tienes que perder y puede que sirva para algo importante. Aprietas el botón que pone “PUSH ME”. En ese momento te das cuenta de lo importante que es para ti eso que llevabas en la mochila. Recuerdas porque lo llevabas ahí. No puedes vivir sin ella, te hace conseguir todos los objetivos que te plantees, aunque alguna vez te falle, la guardes en la mochila y la intentes olvidar.
Ahora lo ves, las pocas veces que ha fallado no lo había hecho realmente, solo estaba cogiendo carrerilla para conseguir un objetivo más complicado la próxima vez que la uses


(Chico del tazón verde)

3 comentarios:

Lim dijo...

¡ Jope para el Chico del tazón !, pero tiene toda la razón y mi Confianza, es algo innato, pero que tenemos miedo usar, hazle caso y usala siempre, te recompensará.
Moitos bicos e apertas, querote moito, saudos a o do tazón.

Panchinceto dijo...

Chico del tazón verde, no sé de qué hierbas será la infusión que tienes dentro de esa taza, pero quiero lo mismo que tú para poder ver así la vida.

Saludos!

Zai dijo...

La confianza lo es todo, porque cuando no está, las cosas empiezan a ir mal.
Saludos para los dos.
Besiños!