sábado, 5 de julio de 2008

¿¿ Hada del lago ??

No tengo alas, pero aprendí a volar… para ello tan sólo necesité pensar en recuerdos bellos, tan sólo necesité confiar en mí… aunque nunca negaré mis tropiezos y caídas. Vosotros siempre me ayudasteis a reemprender el vuelo, curando mis heridas. Con vuestra fe construisteis unas alas para mí…

No puedo esparcir a mi paso polvo dorado, impregnándolo todo de magia y color… Lo cambié todo por una sonrisa, que celosa guardo en esa cajita de cristal en algún rincón de mi corazón…

No vivo bajo las aguas cristalinas de un lago, sin embargo, como un sediento imagina un oasis en el desierto, yo me imaginé y proyecté el mío propio… un lago en plena ciudad, un lago forjado a base de recuerdos, de risas y sonrisas, de momentos que vencieron al tiempo…

No se si soy cruel, malvada y burlona, o en su lugar, soy tierna y amigable…Tal vez sea demasiado pequeña, y sólo sea capaz de albergar en mí un sentimiento…

Quien sabe…

Tal vez no sea ese hada que digo ser… pero hay algo en mí que sigue creyendo.
Como un niño que da libertad a su imaginación, como un niño que cree en los cuentos de final feliz…hay algo en mí que sigue creyendo en esos diminutos seres nacidos de aquellas sonrisas que se rompieron en mil pedazos…. Algo en mí sigue creyendo en esos seres que sólo pueden ser vistos por aquellos inocentes y puros de corazón…
Sí, yo creo en las hadas…

Tal vez me equivoque, tal vez haya crecido, tal vez sea hora de dejar eso atrás….
No tengo alas, ni polvo dorado, ni puedo convertir los sueños en realidad.
Pero en mi vida necesito eso que hace que cada instante sea especial, eso que lo llene todo de color, necesito esa magia… porque ella no debe faltar…

Y “ magia sois vosotros”…

1 comentario:

pequenotrasgo dijo...

Me encanta todo esto... quizás porque yo también en su día me dediqué a adornar un mundo con detalles mágicos, aunque poco a poco lo fuese dejando atrás. Eso sí, no por haber crecido.

No es necesario que creas en ti misma (aunque debas hacerlo). Para existir necesitas que alguien crea en ti, que los niños crean en las hadas, y mientras exista uno, sólo un niño que crea en ti, tú existirás. Y a estas alturas de la vida, sobra gente que crea en un ser mágico como tú.

:***