lunes, 10 de noviembre de 2008

¡Gracias!



Hay personas que cuando se cruzan en nuestro camino, cuando forman parte de algun momento de nuestra vida dejan heridas. Heridas que solo cicatrizan con el paso del tiempo, heridas que a veces duele al recordar. Sin embargo, hay personas que cuando están a nuestro lado se dedican a sembrar flores, esas que curan los rasguños del corazón que otros dejaron a su paso.

¡Gracias por sembrar flores!

5 comentarios:

gabriel dijo...

Y cuando esas personas se cruzan es imposible dejarlas escapar y hay que cuidarlas tan tan bien como tú lo haces, tratándolas como verdaderos tesoros que nadie es pero que lo parecen gracias a personas como tú :D.

precioso el texto y preciosa tú ^^

Tuñón dijo...

Razón no te falta, hay personas que hay que regar y cuidar cual plantas de alguna bella rosaleda. Con la luz de nuestro amor y el agua de nuestro corazón llegarán a curar las heridas que dejan en nuestra memoria algunas envilecidas personas.

Fuertes abrazos.

Princesa_DeAquelViejoReinoPerdido dijo...

Riega esas flores de amistad, su aroma es uno de los mayores tesoros que conseguirás jamás^^
Me alegro de que todo bien hadita. Bonito texto.
Un besazo

L. Celeiro dijo...

Aunque te alejes, aunque un mar te separe debes seguir ragando las flores porque aunque estés lejos, aunque el tiempo pretanda llevar el olvido a tu jardín, si tu, sí, si tu sigues regandolas cada día seguirán ahí hasta el fin del mundo. Porque solas las flores que sobreviven al tiempo, al invierno y a la distancia son las de la verdadera amistad y, esas son las que más debes regar.

pequenotrasgo dijo...

Esas personas siembran amistad. Van dejando caer flores a su paso que ambos tenéis que cuidar para evitar que se marchiten. Abonadlas siempre con confianza, lealtad y pequeños-grandes detalles de esos que un hada bien conoce.

Un besiño, guapa.